Diario de Cádiz, día 5: costa gaditana hasta Tarifa

JUEVES 12/10/2017

Nos levantamos sin despertador, desayunamos y nos duchamos. Conseguimos salir del piso sobre las 12, dirigiéndonos en coche hacia el sur de la provincia de Cádiz por la costa. Recorrimos CHICLANA, SANCTI PETRI (con su precioso islote y hotelazos de lujo con campos de golf), CABO DE ROCHE, CONIL, CAÑOS DE MECA y finalmente BARBATE, en donde paramos a comer en un restaurante que nos había recomendado mi amigo Antonio, EL CAMPERO.

Cabo de Roche
Sancti Petri

Cuando llegamos al local había muchísima gente, tanto en la barra y terraza como en el restaurante (que al parecer es carísimo). Nos enteramos de que, para comer en la barra y/o terraza, había que apuntarse en una lista de espera así que buscamos a la encargada de gestionar las reservas y nos anotamos. Nos dijo que tardaría una hora más o menos en llamarnos por lo que decidimos tomar algo mientras, pero en otro local porque no había ningún hueco. La joven dijo que nos avisaría ella, acercándose al negocio de al lado, en donde finalmente entramos.

El lugar se llamaba TABANCO BODEGUITA EL RELOJERO. Allí pedimos una salazón de huevas de atún y media tabla de quesos, además de vino y agua, pagando 25€. Al rato volvimos al restaurante, pues ya había pasado una hora y, tras una corta espera, nos sentaron finalmente en la terraza. Tengo que decir que los camareros que nos atendieron no nos convencieron pues uno estaba muy empanado y el otro iba de listo y graciosillo. Nuestros amigos pidieron:

-dos Risottos distintos: uno negro y otro de boletus

El Campero Barbate

El Campero Barbate

-Pela y yo, dos platos para compartir: Lasaña fría de atún de primero (pido disculpas porque no me acordé de fotografiarla entera) y Parrillada de bonito para dos de segundo.

El Campero Barbate

El Campero Barbate

Para beber pedimos agua y una botella de Barbazul Chardonnay, pagando 88’6€ por todo, que estaba delicioso.

Continuamos recorriendo la costa pasando por ZAHARA DE LOS ATUNES y TARIFA, que fue donde dimos la vuelta, no sin antes visitar la PLAYA DEL TUMBAO, en donde no había hueco para más kites surf, una imagen digna de ver por el espectacular colorido y un paraíso para los aficionados.

Tarifa

Playa del Tumbao

Para volver dejamos la costa y nos introdujimos hacia el interior con el fin de visitar VEJER DE LA FRONTERA, que es un precioso pueblito de color blanco. Mi amigo Antonio nos había recomendado tomar algo en EL JARDÍN DEL CALIFA pero al final no nos sentamos a tomar nada, aparcamos donde pudimos y dimos sólo un pequeño paseo. Al parecer son famosos los dulces árabes de la zona pero no encontramos ninguna pastelería durante el trayecto a pie, una pena…

Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera
Plaza de España

Volvimos para Jerez, dejamos el coche aparcado en el piso, y caminamos hasta el centro con el fin de cenar algo. Habíamos leído buenas críticas de un restaurante llamado BICHERO así que hasta allí nos dirigimos.

Jerez
Restaurante El Bichero

Nos costó un poco encontrarlo, pues está en una pequeña plaza con pasadizo, muy coqueta. Como aun estábamos un poco llenos de la comida en Barbate nos decidimos por una cena ligera:

-Ensalada de tomate y ventresca

El Bichero Jerez

-Salpicón de marisco

El Bichero Jerez

-Tataki de atún

El Bichero Jerez

Para beber pedimos cinco cañas y un agua para mí, pagando por todo 55’35€. Luego caminamos hasta la HELADERÍA SOLER, en donde pedimos cuatro helados (13€). Están muy buenos pero la atención por parte de las trabajadoras no me acaba de convencer… Os recomiendo el de leche merengada, el mejor de todos los que nos dio tiempo a probar a lo largo de varias noches en Jerez. Después volvimos dando una vuelta hasta el piso y a dormir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*