Diario de Bulgaria, día 7: Stara Zagora, Tumba Kazanlak, Buzludzha, Shipka, Gabrovo, Veliko Tarnovo

DÍA 7, LUNES 22 MAYO 2017

Hoy haríamos una excursión por varios de los puntos turísticos más importantes de la zona con Daniel y Kim, pero luego nosotros continuaríamos ruta y ellos volverían a Svilengrad, por eso tuvimos que ir en dos coches. Nos levantamos a las 8, desayunamos en la habitación y sobre las 9:15 quedamos con Daniel y Kim en el supermercado Billa.

Stara Zagora
Teatro de Stara Zagora
Daniel, Kim, Pela y yo en Stara Zagora

La primera parada fue en STARA ZAGORA, que al parecer fue fundada por los tracios en el siglo IV A.C.. Aparcamos cerca del centro y lo primero que nos encontramos fue un mercadillo con productos de todo tipo, atendido principalmente por gente de etnia gitana. A continuación vimos un parque lleno de columnas y otros restos aqueológicos repartidos por la hierba. Además visitamos el ANTIGUO FORO DE AUGUSTA TRAJANA, que fue como se nombró a la ciudad durante la época romana, en honor al Emperador Trajano. Se encuentra en medio de la ciudad, entre los edificios (algo muy común aquí que no deja de sorprenderme),  y que cuenta con un bonito teatro, una vía romana, etc. Aquí podéis ver más fotos que subí a Tripadvisor.

 

Vía Roamana en Stara Zagora

Tomamos después unos cafés en una terraza en la que llevaban un ritmo bastante lento, pagando 8’66€, y seguimos rumbo hacia la TUMBA TRACIA DE KAZANLAK, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, dejando el coche en el parking que hay en el propio recinto. De camino a la tumba nos encontramos con una iglesia en la que se resguarda la entrada a la verdadera tumba, que no puede visitarse para no estropear las pinturas. Lo que se muestra en el pequeño museo es una copia exacta en la que se puede entrar sin problema de estropear las pinturas.

TUMBA TRACIA DE KAZANLAK

En la puerta del mismo nos atendió una señora a la que yo le enseñé la tarjeta de la Universidad y Daniel enseñó otra tarjeta que nada tenía que ver, alegando que también era estudiante, y coló, qué risa… Y todo porque le molestaba pagar para ver unas pinturas falsas. Pagamos 2×6(entradas estándar)+2×2(con descuento)=16 Levas.

TUMBA TRACIA DE KAZANLAK
Pinturas

La tumba es del período helenístico (finales del siglo IV A.C.) y formaba parte de una gran necrópolis que había en la antigua ciudad tracia de Seutopolis. Tiene la misma disposición que las otras que fueron encontradas en esta región (pasillo, antesala y cámara funeraria abovedada y decorada con frescos), sin embargo estas pinturas son las mejor conservadas del período helenístico en Bulgaria. Hay además algún objeto verdadero expuesto, hallado en la tumba.

Al parecer, la tumba fue hallada casualmente en 1944 por soldados que construían fosas de defensa antiaérea durante la II Guerra Mundial. La señora, por cierto, fue muy amable y hablaba bien en inglés, de hecho nos explicó una par de cosas. Al salir pasamos al lado de una tumba de verdad, la de Manolob (1860-1902), que no sabemos muy bien quién fue, pues no hay información en San Internet. Aquí os dejo el enlace a las fotos que subí a Tripadvisor.

TUMBA TRACIA DE KAZANLAK

De ahí fuimos al curioso monumento comunista de BUZLUDZHA, que se encuentra en lo alto del monte de mismo nombre, actualmente en estado de abandono. La pena es que había mucha niebla y no se veía demasiado bien la forma de ovni que tiene. Hace tiempo la gente se colaba en el interior pero ahora están tapiados todos los accesos; además hay carteles que avisan de que estamos siendo grabados por cámaras de seguridad así que yo no lo intentaría.

BUZLUDZHA

BUZLUDZHA

BUZLUDZHA

BUZLUDZHA

Al parecer fue inaugurado por el Gobierno Socialista del país en 1981 para conmemorar el Congreso de Buzludha del Partido Socialdemócrata, que se celebró en ese lugar en 1891, y además el aniversario de la creación de Bulgaria. Cuenta con una torre de 70 metros y una amplia Sala de reuniones. En su interior hay numerosos mosaicos que representan la lucha comunista así como varios de sus líderes, hay bastantes fotos en Internet, por si queréis echar un vistazo. Aquí tenéis el enlace a las fotos que subí a Tripadvisor.

A continuación visitamos EL MONUMENTO A LA LIBERTAD DE SHIPKA, que está en lo alto de la colina que conmemora la liberación del país durante las batallas de la Guerra Ruso-Turca de Liberación que hubo en ese lugar de 1877 a 1878.  La defensa del paso de Shipka fue una de las batallas más heroicas y decisivas de este período. Un pequeño número de rusos y búlgaros detuvieron al ejército de Suleiman Pasha y no permitieron su paso a los Balcanes, resistiendo el ataque turco durante seis días. La torre que hay en lo alto de la colina simboliza la gratitud a estos héroes que con su sangre defendieron la libertad de Bulgaria; recuerda a una fortaleza medieval y fue inaugurado en 1934. Actualmente alberga un museo en su interior, aquí tenéis el enlace a los horarios y precios del mismo, y además podréis ver las fotos que subí a Tripadvisor.

SHIPKA

Vistas desde Shipka

SHIPKA

Comimos en GABROVO, un pequeño y bonito pueblo a orillas del río Yantra; nos llamó la atención la de esquelas que había pegadas por la calle. El restaurante lo escogió Pelayo, después de leer algo de información en Internet, se llamaba REST y fue todo una cierto.

Calle peatonal de Gabrovo
Gabrovo
Curiosas esquelas por las calles
Gabrovo
Restaurante Rest

Pedimos cuatro sopas goulash (muy abundantes), calamares para Daniel, kebab de pollo para Kim, Adana kebab para Pelayo y trucha frita para mí. Para beber ellos tomaron refrescos y nosotros un Riesling 2011 de la bodega Midalidare, excelente. De postre pedimos un pequeño baklava para cada uno pero para mi gusto tenía demasiado almíbar. Pagamos un total de 101’8 Levas. El edificio es precioso y la comida estaba muy rica, un buen lugar para ir sin duda. Aquí os dejo la opinión que escribí en Tripadvisor.

Restaurante Rest Gabrovo

Después de comer nos despedimos, marchando ellos para Svilengrad (Kim había quedado para cenar con un compañero de trabajo y Daniel entraba a trabajar de noche) y nosotros dimos una vuelta por Gabrovo. Hay bonitas casas de madera restauradas, un mercado de fruta y verdura, etc. Aprovechamos para cambiar dinero en un banco, tardando una eternidad en realizar la operación.

Gabrovo

Gabrovo

Cogimos el coche y nos dirigimos al monasterio de SOKOLSKY, sin embargo cuando llegamos ya estaba cerrado así que tiramos directamente hacia VELIKO TARNOVO. Se trata de una ciudad medieval con más de 7000 años de historia situada en las gargantas del río Yantra. Disfrutaréis de bonitas casas apiladas unas sobre otras en las pendientes, puentes, torres, monumentos, fortalezas, monasterios, etc.

Veliko Tarnovo
Hotel Tsarevets en Veliko Tarnovo

Yo había reservado un hotel llamado TSAREVETS en Booking sin tarjeta ni nada, pues quisimos comprobar si el precio en recepción coincidía con el ofrecido en Internet. Al llegar a recepción hablamos con una chica muy amable que nos recibió y le pedimos que nos enseñase la habitación. Nos dijo que la habitación doble costaba 80 Levas, el mismo precio que figuraba en Booking así que aceptamos (incluyendo desayuno y parking del hotel justo enfrente de la puerta). Anulé por tanto la reserva que había hecho on line y entregamos un pasaporte, pues fue la documentación que nos pidió, así que se lo tuvo que dar Pelayo porque yo sólo tenía DNI. Después nos pidió que eligiésemos un desayuno para la mañana siguiente de entre las cuatro posibilidades que había; Pelayo pidió el número 3 y yo el 1.

Hotel Tsarevets en Veliko Tarnovo

La chica era muy amable y hablaba perfecto inglés. La habitación era amplia, con unos colchones comodísimos (los mejores de todo el viaje), baño amplio (con cortina separando el wáter de la ducha, pues en Bulgaria es común que el baño sea una sola estancia sin divisiones), mini nevera con buenos precios. La verdad es que el hotel, a pesar de tener alguna crítica mala en Internet, estaba muy limpio y bien situado (cerca de la calle principal pero en una zona con poco tráfico, tranquila y sin mucho ruido). Lo único malo es que nuestra puerta estaba hinchada, por lo que era complicada de cerrar bien, y que no había ascensor (hay dos plantas).

Pagamos y subimos al cuarto a descansar un rato. Nos confundimos de habitación y entramos en la de al lado, en donde había una pareja tumbada en la cama… ¡¡Qué vergüenza!! Pero, ¿y por qué nuestra llave abría la de al lado? ¿Ellos podrían abrir la nuestra? Al final se nos olvidó preguntar en recepción pero no hubo más problemas.

Sammys
vistas de Veliko Tarnovo

Después de descansar un rato salimos a dar un paseo por el pueblo, que es muy bonito, no me extraña que sea la zona más turística de Bulgaria. Luego tomamos algo en una terraza llamada SAMMY’S, con vistas al precipicio. Pelayo pidió una cerveza Stolichno y yo una Barka7, pagando 5’5 levas. Desde allí se veía el puente metálico de Alexander, el río Yantra y el monumento de los Cuatro Zares. Aquí tenéis más fotos que subí a Tripadvisor.

Allí estuvimos hasta que anocheció y salimos nuevamente a dar un paseo pero hacia el lado de la fortaleza de Tsarevets, en donde había una bonita iglesia y fantásticas vistas a la fortaleza, ambas iluminadas.

Iglesia en Veliko Tarnovo

No nos entró hambre hasta las 22:30 y entramos en el restaurante más conocido de la ciudad: SHTASTLIVECA, que como era tarde pudimos sentarnos en las mesas de la ventana sin problema, con bonitas vistas al precipicio. Además por estar alojados en el hotel Tsarevets teníamos un 10% de descuento sobre el precio final.

La carta era amplia por lo que nos costó decidir, y tuvimos que darnos prisa, puesto que nos avisaron que el restaurante cerraba en una hora. Esto fue lo que pedimos:

-Tabla de embutidos ahumados y carpaccio

Restaurante SHTASTLIVECA en Veliko Tarnovo

-Caballa ahumada, deliciosa

Restaurante SHTASTLIVECA en Veliko Tarnovo

-Ensalada de berenjena, tomate y pimientos dulces

Restaurante SHTASTLIVECA en Veliko Tarnovo

-Helado de ouzo y menta de postre

Restaurante SHTASTLIVECA en Veliko Tarnovo

Para beber nos decantamos Le Photograph 2016, vino rosado elaborado a base de Garnacha y Cabernet Franc. Estaba todo más que rico, el sitio era maravilloso y el servicio muy amable; de hecho nos quedamos después del cierre hablando con Iva, una de las camareras que nos atendió, que era muy agradable y simpática. Pagamos, una vez hecho el descuento, 69’30 Levas, lo que nos pareció una auténtica ganga. Aquí os dejo el enlace a la opinión que escribí en Tripadvisor. Volvimos al hotel y a dormir.

 

Restaurante SHTASTLIVECA en Veliko Tarnovo

Restaurante SHTASTLIVECA en Veliko Tarnovo
Foto con Iva

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*