Diario Semana Santa Norte de Portugal

DÍA 1: DOMINGO 22 ABRIL 2014

     Nos levantamos tarde, pues el día anterior tuvimos barbacoa en casa de un amigo así que salimos sobre la hora de comer hacia Portugal. Entramos por Tui y al cruzar el puente eran las 15:00 horas en Portugal. Nos dirigimos hacia Viana do Castelo, siempre por carreteras nacionales.
    Lo primero que hicimos al llegar a Viana do Castelo fue subir al monte de Santa Lucia, donde se encuentra el Santuario con el mismo nombre. Allí hay un mirador desde el que divisaréis unas bonitas vistas de la ciudad. Mientras sacábamos fotos nos atacó un vendedor de recuerdos que nos persiguió durante bastante tiempo. El templo es muy bonito, al parecer es neobizantino. Hasta la Iglesia se puede subir también en funicular. Por si queréis ver más fotos y opiniones del lugar en Tripadvisor.
Vistas de Viana do Castelo
 
Santuario de Santa Lucia
 
   Luego bajamos hasta la ciudad y aparcamos al lado del puerto de yates. Intentamos visitar el barco hospital Gil Eannes pero estaba cerrado por reformas, una pena. Dimos entonces un paseo por el casco histórico de la ciudad, lleno de calles con casitas bajas, azulejos, iglesias, etc. Pasamos por la Plaza de la República, donde está el antiguo Ayuntamiento, por la Casa de los Velhos, etc.
    Paramos en una terraza en la parte ya del río, y como apenas habíamos comido, pedimos un hot dog gigante para Pelayo y una francesinha para mí. Ambos venían acompañados de salsa picante y patatas fritas. Para beber nos decantamos por dos cervezas Bock rubias, pagando por todo un total de 20 euros.
    De camino hacia el coche paseamos por la orilla del río Limia, viendo el imponente Monumento al 25 de abril (para conmemorar el aniversario de la Revolución de los claveles), la estatua de Viana, el puente de Eiffel, etc. Teníamos un sitio buscado (que no reservado) para dormir, el hotel Casa da Reina, que al parecer es una especie de pazo-bodega, pero al final decidimos continuar con el viaje.
Monumento al 25 de Abril
 
     Nos dirigimos hacia Oporto por la carretera nacional que va paralela al parque Natural Litoral Norte, que tiene un paisaje precioso, pero al pasar por Vila do Conde decidimos parar, pues el lugar, a pesar de que no es muy turístico, tenía muy buena pinta. Subimos a una especie de mirador en donde hay un precioso acueducto y la Iglesia de Santa Clara. Al lado hay un edificio impresionante, el Monasterio de Santa Clara, que desgraciadamente está abandonado. Decidimos finalmente quedarnos allí a dormir y conocer un poco más la ciudad, pues en Oporto ya habíamos estado varias veces.
    Aparcamos el coche en una plaza bastante céntrica y nos sentamos en un bar muy moderno con la esperanza de buscar un hostal gracias su wifi pero se ve que allí esto no es corriente, pues no tenían internet. Le preguntamos directamente a la camarera y nos mandó al Estalagem do Brazao, con 4 estrellas. Resulta que estaba muy cerca del bar así que después de tomarnos una coca cola Pelayo y yo un café, tiramos hacia el hotel.
    Cuando llegamos el joven que había en recepción nos dijo que el cuarto doble con cama de matrimonio y desayuno eran 45 euros así que aceptamos. Teníamos pensado salir a cenar por lo que le preguntamos al recepcionista por alguna recomendación: Restaurante Doca, Adega da Vila y Le Villageois. Subimos al cuarto, dejamos las maletas y nos tumbamos en la cama; como estábamos tan cansados al final la cama nos absorbió. Decidimos ver unos capítulos de Big Bang Theory en el portátil y dormir pronto para aprovechar el día siguiente así que finalmente no salimos a cenar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*