Retiro da Costiña. Santa Comba

Todos los años por mi cumple invito a Pelayo a comer en algún sitio en el que darse un buen homenaje (que conste que él hace lo mismo también por el suyo). Esta vez me acordé de uno que, por donde se encuentra ubicado, siempre lo habíamos ido dejando pendiente; decicí que por fin tocaba ir al RETIRO DA COSTIÑA, en Santa Comba.

Retiro da Costiña

Como la fecha coincidía en martes llamé con unos días de antelación y no hubo ningún problema para reservar una mesa de dos. Eso sí, pedimos el día libre en el trabajo para poder ir y venir con calma desde Vigo.

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

El 21 de Noviembre nos presentamos en el lugar, que en realidad era una bonita casa de piedra de varias plantas. En la entrada nos recibió una mujer que nos preguntó si queríamos tomar el aperitivo en bodega, a lo que accedimos, por lo que bajamos en ascensor a la planta baja. Una vez allí nos recibió el chef, Manuel Costiña, que ya es la tercera generación de la familia. Después de charlar un momento con él nos enseñó la zona de recepción de mercancía, preparación de pescado, horno, etc.

Retiro da Costiña

Finalmente en la preciosa bodega acristalada pedimos un par de vinos de Jerez:

-Fino Tío Pepe de Gonzázlez Byass

-Amontillado Del Duque 30, de González Byass

Retiro da Costiña

Manuel nos trajo para acompañar un rico y atractivo aperitivo compuesto por tres bocados diferentes:

-Fajita de costilla de cerdo Joselito con picante fermentado

-Anchoa con tomate y sésamo

-Brandada de bacalao, pimienta de Jamaica y arroz suflado

Retiro da Costiña

Tras el aperitivo subimos nuevamente en el ascensor hasta la planta intermedia y nos sentaron en la zona acristalada del comedor. La carta se componía de seis primeros y cuatro segundos, además de un Menú degustación a mesa completa por 68€.

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

En cuanto a la carta de vinos, es tan amplia, que la presentan en una tablet, pues cuenta con alrededor de mil referencias. Hay opción de maridaje con 4 o 10 vinos, escogidos por el chef, decantándonos por la primera opción.

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

Una vez decidido el menú, nos sirvieron el pan recién hecho en el obrador de la planta baja, elaborado con harina de centeno y cuatro variedades de trigo. Al poco comenzó el desfile de platos:

-Caldo de galiña de Mos con verduritas

Retiro da Costiña

-Bombones de foie con chocolate blanco, crema de guinda, perlas de vermú, almendra ahumada y avellana garrapiñada

Retiro da Costiña

-Vieira curada en agua de mar ligeramente braseada con caldo de pescado y algas

Retiro da Costiña

-Xarda ligeramente escabechada y asada con setas de temporada (níscalos)

Retiro da Costiña

-Crema de queso San Simón ahumado, huevo escalfado, lascas de tocino y picatostes de caldo de pescado

Retiro da Costiña

-Puerro confitado con remolacha, crujiente de parmesano, perlas de balsámico, crema de ajoblanco

Retiro da Costiña

-Lubina braseada con su pil pil, crema de bergamota con maraciuyá y yuzu

Retiro da Costiña

-Jarrete de lechazo asado en su jugo durante 16 horas con ganace de romero y reducción de su jugo

Retiro da Costiña

Llegados a este punto la Jefa de Sala nos preguntó si queríamos más lechazo, denegando la amable invitación, y pasamos a los postres:

-Bombones de chocolate blanco rellenos de maracuyá

Retiro da Costiña

-Torrija de leche flambeada con helado de chocolate

Retiro da Costiña

-Milhojas de crema con vainilla con base de crumle, frutos rojos, crema de maracuyá, almendra garrapiñada y tocinillo de arándano

Retiro da Costiña

Los vinos que acompañaron al menú fueron los siguientes:

Val de Nairoa 2015, DO Ribeiro, elaborado a partir de uva congelada de las variedades Treixadura, Albariño, Lado y Loureira; sólo elaboraron 6000 botellas. Podéis leer más sobre este proyecto pinchando en la web de la bodega.

Retiro da Costiña

Toralla 2016: vino blanco elaborado por Rodrigo Méndez, DO Rías Baixas.

Retiro da Costiña

Montecastro 2014: vino tinto, DO Ribera del Duero, proyecto perteneciente a Hacienda Monasterio, elaborado principalmente con Tempranillo, crianza de 18 meses en barricas de roble francés. Si queréis saber más sobre este vino no tenéis más que pinchar aquí.

Retiro da Costiña

Jorge Ordoñez n.º 2 Victoria 2015: vino dulce, DO Málaga, elaborado con Moscatel dulce. Si queréis saber más sobre él sólo tenéis que pinchar aquí.

Retiro da Costiña

Una vez rematado el menú pasamos a la maravillosa sala de sofás que hay en la misma planta, en donde lucen en las vitrinas toda una serie de destilados (al parecer dispone de unas mil referencias) y una bonita cava de puros.

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

Tomamos asiento y nos preparó un par de cafés con una cafetera Siphon o cafetera de vacío: Jamaica y Estiopía, excelentes. Manuel aplicó calor con un soplete a la parte de abajo lo que al parecer hace vacío y el café se desplaza hacia la parte superior. Cuando se deja de aplicar el calor se enfría y el café vuelve a pasar a la parte de abajo.

Retiro da Costiña

Además quisimos fumar un puro a medias y, como yo no soy fumadora, Manuel nos propuso un Hoyo de Monterrey Elegantes, que encendió con un trozo de madera de cedro.

Retiro da Costiña

Retiro da Costiña

Para acompañar Pelayo pidió un whiskey y yo le dije a Manuel que me pusiera su bebida favorita, que confesó ser el Armagnac. Nos sirvió por tanto:

-whiskey Knob Creek straight Rye Small batch: se trata de un bourbon que incluye centeno en la elaboración; si queréis saber más sobre él sólo tenéis que pinchar aquí.

-Armagnac Dartigalongue 1982: elaborado por la familia de mismo nombre, que se dedica a los destilados desde 1838. No había de mi año de nacimiento (1981) así que me sirvió éste del 82. Al parecer se elabora a través de la destilación de vino blanco, en este caso de tres cepas diferentes (Ugni blanc, Baco 22A y Folle Blanche). Se trata de un Millésimé con una crianza de 40-50 años en madera de roble. Si queréis leer más sobre este destilado sólo tenéis que pinchar aquí.

Retiro da Costiña

Para este relajante momento Manuel tenía preparado unos Petit fours que consistían en Trufa de cacao de Santo Domingo y Gominolas de fruta de la pasión. Estuvimos en el salón un buen rato disfrutando de todos estos vicios que tanto nos gustan.

Retiro da Costiña

Antes de marchar fui al baño (para lo cual hay que coger el ascensor, pues está en la planta baja) y cual fue mi sorpresa que en él había varios grabados de uno de mis pintores favoritos, Jorge Peteiro. Me dijo Manuel que fue un cliente que acudía a menudo y que por tanto les había hecho varios regalos, ¡qué lujo!

Retiro da Costiña

Pasamos por recepción para pagar, 212 euros, lo que nos pareció un precio más que razonable a cambio de todas las horas de disfrute que allí pasamos. Volveremos.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*