Diario Costa Oeste USA

En 2019 dejamos el viaje de vacaciones para última hora, pues teníamos pensado ir a Brasil pero lo pospusimos hasta 2020 para esperar por unos amigos. Rápidamente tuvimos que decidir, decantándome por Israel y Jordania en Noviembre pero Pelayo no lo tenía claro…

Finalmente en Septiembre decidimos cambiar el destino por algo más seguro y rápido de organizar, así que escogí la Costa Oeste de USA, después de la buena experiencia de nuestro viaje por la Costa Este en 2017. Por lo tanto, después de vigilar los billetes durante días, el 8 de Septiembre compré un par de vuelos a Los Ángeles, concretamente del 2 al 23 de Octubre.

Los tickets, de Iberia, costaron 616€ por persona. Preferí pagar un poco más para salir cómodamente de Vigo, tener ambos vuelos de la misma empresa (que siempre aseguran la conexión), corta espera entre los mismos y dos maletas facturadas por vuelo (una para cada uno). Ésta era la ruta:

IDA: salida el 2 de Octubre de Vigo a las 9:25 con destino a Madrid; salida de Madrid a las 12:20 y llegada a Los Ángeles el 2 de Octubre a las 16 (cuando se vuela de Europa a USA se ganan horas)

VUELTA: salida el 23 de Los Ángeles a las 17:50 con destino a Madrid; salida  de Madrid a las 15:45 con destino a Vigo, llegando a las 17 horas del 24 de Octubre

A la hora de facturar la Ida, me hicieron pagar otros 25€ más para ir juntos, lo cual me pareció un robo. Sin embargo a la vuelta pudimos modificar los asientos (pues por defecto los da separados) sin pagar más. No sé si depende de la antelación con la que se haga el check-in, pero que no abre unas 48 horas antes del vuelo, creo recordar.

Una vez comprados los vuelos, tramitamos el ESTA el 10 de Septiembre, directamente en la web oficial para no pagar comisiones (nos costó 13’17€ cada uno). Es válido para dos años pero por un par de meses no nos valió el que habíamos tramitado en 2017. Para obtener el ESTA aportamos la dirección del primer hotel en donde nos íbamos a alojar en Los Ángeles (el único alojamiento que llevábamos reservado de todo el viaje). A los pocos días entré con la clave que recibes por correo email y comprobé que las solicitudes estaban aprobadas.

En Los Ángeles, había reservado para los tres primeros días un hotel con aparcamiento a través de BOOKING, (de esos que el primero que llega aparca). Sin embargo, semanas después cambiamos de alojamiento, decantándonos por unos apartamentos en Koreatown que se alquilaban a través de AIRBNB (tres noches 274,5€) y que aseguraban la plaza de parking. No tuve ningún problema para entrar en la web oficial de ESTA y cambiar la dirección del alojamiento, introduciendo el código que nos enviaron por correo electrónico.

A partir de ahí comenzó la rápida búsqueda de información sobre el viaje en diferentes webs y blogs de viajeros: Molaviajar, Trotajoches, A Nueva York, Diario de un mentiroso, Capture The Atlas, Viaje Costa Oeste, etc., a los cuales agradezco enormemente su trabajo.

Pelayo se encargó de buscar un coche de alquiler adecuado para viajar muchos kilómetros por Parques Naturales, desiertos, ciudad, etc., a través de RENTALCARS. El 17 de Septiembre reservó finalmente un Dodge Ram, el cual salía por 667,25€ las tres semanas (recogiéndolo y dejándolo en Los Ángeles).

Seis días antes del vuelo se me ocurrió comprobar en WALLAPOP si vendían algún Annual Pass y comprobé que un chico que acababa de llegar de USA vendía uno por 39€ así que rauda y veloz contacté con él. Dos días después el pase estaba en nuestras manos con el consiguiente ahorro. El Annual Pass o America the Beautiful es una tarjeta que cuesta 80$ y que sirve para acceder libremente durante un año en toda la red nacional de Parques de USA (para un vehículo). Cada tarjeta tiene hueco para dos firmas por lo que, firmando sólo en una de las casillas, luego se puede comprar/vender de segunda mano y ahorrar la mitad del gasto. Pinchando aquí podréis ver la web oficial donde explican qué tipo de pases hay, la lista de parques, etc., y en este documento resuelven las principales dudas en español. Hay que tener en cuenta que la entrada individual de cada parque cuesta sobre unos 30$ por lo que si vais a visitar más de dos, una tarjeta de segunda mano a mitad de precio ya os compensaría (y tres parques en el caso de que la tarjeta fuese nueva y tuvieses por tanto que pagar los 80$). Aviso que Monument Valley y Antelope Canyon no entran en esta red de parques, pues están gestionados por los Indios Navajos, hay que pagarlos aparte según los precios que ellos marquen.  

Dos días antes del viaje contraté el seguro de viajes con IATI, aprovechando el 5% de descuento de la web de Molaviajar. Escogí el Estrella Premium, pagando 236,23 € por los dos para las tres semanas que duraría el viaje. Siempre recuerdo que cuando viajamos a Perú contratamos un seguro norteamericano, pues nos daba más fianza, y luego tuvimos un percance, por lo que tuvimos que llamar a USA varias veces y hablar con ellos únicamente inglés (con la consiguiente factura de las llamadas telefónicas); a partir de ahí contraté siempre un seguro de viajes que me atendiese en español y desde el que no tuviese ningún problema para llamar desde mi móvil. 

Este año, como novedad, solicitamos una tarjeta bancaria prepago para viajar llamada BNEXT. Tras leer unos cuantos artículos sobre este tipo de tarjetas que no cobran comisión como REVOLUT, N26, etc, nos decantamos por BNEXT, pues es española, VISA y nos pareció que ofrecía más ventajas. Como entré a través del enlace de Molaviajar además me regalaron 10€. Os la recomiendo por sus numerosas ventajas, leed detenidamente la web y alucinaréis. La solicité por Internet y a los pocos días llegó a nuestro domicilio. Tiene un límite de 2000 euros de gasto a partir de los cuales ya no devuelven comisión por lo que cometimos el error de sólo sacar una y no una para cada uno, pues durante las tres semanas en USA gastamos más de esa cantidad.

Desde España sólo llevamos reservado el hotel de Los Ángeles (tres noches) y las entradas a la prisión de Alcatraz, pues al parecer hay problemas cuando se acerca la fecha y no queríamos quedarnos sin visitarla durante nuestra estancia en San Francisco. Al parecer la única empresa que vende los tickets directamente es ésta; por lo que si las compráis en cualquier otra web llevará un recargo para el intermediario. Cuando entré a comprar los tickets, con un mes de antelación a la fecha, ya no quedaban plazas para la visita nocturna así que reservé dos para la diurna, pagando 72’55€ por los dos billetes. Fue nuestra primera compra con la tarjeta BNEXT y nos ingresaron tres días después 1’09€ por devolución de comisiones; así ocurrió en USA cada vez que hacíamos un pago o retirábamos dinero de un cajero (sólo permiten tres extracciones en el extranjero al mes).

El día antes de partir, el 1 de Octubre, teníamos cita en Tráfico para solicitar el Permiso Internacional de Conducir. Habíamos pagado previamente las tasas (10’3€), que entregamos ese día junto con una foto, un formulario de solicitud (que se puede descargar de la web de la DGT) y el carnet de conducir español. En cinco minutos teníamos nuestro permiso internacional. Os aviso que sólo tiene validez por un año.

Preparamos las maletas con lo imprescindible: adaptador, medicinas básicas, impermeable, zapato cómodo, bañador, frontales, cargador de móvil para coche, etc. Las filmamos en casa, por seguridad, con papel film el mismo día que salimos de viaje. Por cierto, sólo llevamos un adaptador por lo que tuvimos que comprar otro allí y era tan malo que apenas llegaba toda la noche para restaurar totalmente toda la batería del móvil, además de que mi E-book no cargaba en absoluto, así que os recomiendo que compréis uno bueno. 

Como tenemos VODAFONE, nuestros móviles funcionan perfectamente en USA, pudiendo llamar y conectarnos a Internet con total normalidad, como si estuviésemos en España. Hablamos con otros viajeros de España durante el viaje que compraron tarjetas americanas para poder tener red; otra opción es usar las wifis libres de algunas ciudades o las de las hoteles (todos tenían buena conexión). En los Parques Naturales apenas hay conexión así que nos descargamos de Google Maps de esas zonas concretas para poder ir con el GPS.

Ya para terminar, os enuncio la ruta que realizamos durante las tres semanas de viaje, suponiendo unos 5.600km:

—Los Ángeles-San Diego-Las Vegas-Gran Cañón del Colorado-Bryce Canyon-Death Valley-Sequoia Park-Yosemite-San Francisco-Los Ángeles—

1 Trackback / Pingback

  1. XLIII Cata Ribeira de Fefiñans - Los gastroviajes de Ruth

Dejar una contestacion