Diario de Japón día 11: Mijayima-Hiroshima

DÍA 11, JUEVES 27 OCTUBRE 2016

Me desperté sobre las 5:30, cuando entró la luz en la habitación, pues nos habíamos olvidado de echar las cortinas. Al rato Pelayo también amaneció así que decidimos aprovechar para ir a visitar el TEMPLO DE ITSUKUSHIMA, que abre a las 6:30.

Miyajima

Miyajima

Cuando salimos del hotel no había prácticamente nadie, sólo ciervos y unos monjes tailandeses (lo sabemos porque se acercaron a nosotros para preguntarnos de dónde éramos y charlamos animadamente un momento con ellos en inglés, qué sensación tan agradable eso de entenderte con la gente…).

Compramos los tickets (2*300Y=600Y/5’5€) y pasamos al interior, que estaba prácticamente vacío. Fue un lujo ver el amanecer desde el precioso templo sin el mogollón de turistas. Me volví loca a hacer fotos, pues el lugar era de cuento. Creo que hicimos muy bien en quedarnos a dormir en la isla así que si tenéis tiempo os lo recomiendo, en vez de hacer una excursión de día (como hace la mayoría de los visitantes), podréis disfrutar solos de la misma por la noche y al amanecer. Por cierto, vimos un montón de peces globo alrededor del templo.

Miyajima

Tras la visita al templo dimos una vuelta por el pueblo, otra vez prácticamente solos. Volvimos al hotel sobre las 9 de la mañana y venían ya de camino los primeros barcos llenos de turistas.

Miyajima

Cerramos las maletas, nos hicimos las últimas fotos con las yukatas puestas, devolvimos la llave en recepción y caminamos hasta el puerto. Una vez allí cogimos el primer barco que salió, abandonando la bonita isla de Miyajima. Al llegar a tierra compramos algo para desayunar en un Seven Eleven que había justo de camino a la estación de tren (yo un combinado muy rico y Pelayo unos makis).

Seven Eleven

Cogimos el tren hasta la ESTACIÓN DE HIROSHIMA y allí buscamos una taquilla/coin-locker libre, para dejar las maletas y poder ir a visitar la ciudad, cosa que no fue fácil, pues estaban todas ocupadas. Le preguntamos a una chica que trabajaba en la estación (y que afortunadamente hablaba inglés) si había más taquillas en otra parte de la estación, respondiendo que en la puerta Norte del Shinkasen. Cuando nos dirigíamos para allí vimos que acababan de dejar una libre justo al lado de la oficina de Midori no Midoguchi, así que la cogimos inmediatamente. Os recomendaría por tanto que fueseis temprano, si es que no queréis cargar con las maletas todo el día…

Taquillas

La taquilla nos costó 700Y/6€ y en ella conseguimos que entrasen las dos maletas a base de apretarlas un poco. Aprovechamos para reservar dos billetes en el tren de las 19 horas con destino a Kyoto en la oficina de Modori no Midoguchi.

Volvimos a salir al hall principal de la estación de trenes, en donde está el HOTEL GRAN VÍA, y ya vimos la parada del LOOP BUS, que como ya comenté, es gratuita con el JR. Había dos líneas: la naranja y la verde, con recorridos similares, ambas por el centro de la ciudad.

Cogimos el primer bus que apareció, que fue la naranja, sobre las 12 horas. Nos bajamos en el PARQUE MEMORIAL DE LA PAZ, que cuenta con más de 100.000 metros cuadrados de espacio en el que hay varios monumentos que hacen alusión a la bomba atómica (Museo, Dome, Monumento a la paz de los niños, etc.).

Comenzamos visitando el PEACE MEMORIAL MUSEUM, en donde compramos las entradas en la puerta por 2*200Y/1’8€=3’6€. La visita al museo para mí fue demoledora, me caían las lágrimas de lo que allí se ve. Se exponen restos de ropa de los muertos, fotos, maquetas, objetos personales, etc.

Allí se narra como, tras el ataque aéreo por sorpresa de Japón sobre Pearl Harbour, en Hawai, Estados Unidos declaró la guerra al país nipón. El 6 de agosto de 1945, tras cuatro años de ataques, el avión bombardero Enola Gay, pilotado por Paul Tibbets, voló hasta Japón lanzando una bomba de uranio llamada Little Boy sobre las 8:15 de la mañana sobre Hiroshima. Se trataba de la primera bomba atómica de la humanidad, orden proveniente de Truman, el presidente de Estados Unidos en aquella época.

Explotó a unos 600 metros sobre la ciudad con una potencia de 1600 toneladas de dinamita, concretamente sobre el Dome. Se cree que la temperatura aumentó acto seguido hasta el millón de grados centígrados lo que provocó una gigante bola de fuego que se expandió destruyendo todo lo que había a su paso hasta 2km a la redonda. Murieron instantáneamente más de 70.000 personas y otros tantos heridos.

Representación de la explosión
Restos de prendas

Al cabo del tiempo se produjo una lluvia negra compuesta de polvo y partículas radioactivas que contaminó ampliamente la zona. La cantidad total de muertos, por causas directas e indirectas (enfermedades posteriores ligadas a la radiación emitida por la bomba) se calcula que fueron más de 200.000.

El 9 de Agosto de 1945 Nagasaki sufrió el segundo ataque nuclear, muriendo otras 70.000 personas instantáneamente. Esto provocó que Japón se rindiese al cabo de seis días y finalizase la II Guerra Mundial. De momento se trata de los dos únicos bombardeos nucleares de la historia de la humanidad y esperemos que así siga…

Luego visitamos la SALA NACIONAL DE LA PAZ, construida en memoria de las víctimas de la bomba atómica, cuya biblioteca es interesante porque se pueden ver fotos y vídeos de la época, en puestos individuales. Nosotros vimos el desgarrador testimonio de uno de los supervivientes.

Cenotafio

Luego hicimos fotos en el CENOTAFIO, en la LLAMA DE LA PAZ (que se mantendrá encendida mientras existan armas nucleares), etc., finalizando la vuelta en el DOME, famosa estampa de la ciudad. Todo el famoso recinto estaba lleno principalmente de grupo de escolares, a los cuales los profesores les asignaban tareas variadas. Algunos nos hicieron encuestas, otros nos regalaron un precioso tríptico hecho por ellos a mano con dibujos, etc.

Escolares haciéndonos preguntas

El Dome son las ruinas del Hiroshima Prefecture Industrial Promotion Hall, punto sobre el que explosionó la bomba a una altura de 600 metros, como ya comenté más arriba.

Dome

Cogimos el bus de la línea verde justo al lado del Dome hasta OKONI-MURA, con la idea de comer. Allí subimos al edificio en ascensor, parando en cada planta para echar un vistazo, decidiéndonos finalmente por la tercera planta, que nos tuvo mejor pinta, en concreto un local llamado TEPPEI.

Teppei

Nos tomamos dos okonomiyakis al estilo de Hiroshima (con fideos) sentados al lado de la plancha, la cual, por cierto, estaba como una patena. Yo lo pedí con queso y Pela con tendón de ternera. Además pedimos agua y una cerveza, pagando por todo 2862Y/26€.

Okonomiyakis

Luego dimos una pequeña vuelta por el barrio hasta que pasó el bus. Decidimos irnos ya para Kyoto, sin visitar por el CASTILLO DE HIROSHIMA, restaurado en los años 60  dado que fue destruido por el bombardeo, por lo tanto bajamos en la la Estación de tren y nos dirigimos al Midori no Midoguchi con el fin de adelantar la reserva. En la ventanilla nos dijeron que estaba todo ocupado por lo que tendríamos que ir a los vagones sin reserva. Una vez en el andén nos colocamos en la zona de los tres primeros vagones, pues marcaba en el suelo que esas eran las posiciones para los que no teníamos reserva. No tuvimos problema para entrar y coger sitio, a pesar de las largas colas que había cuando llegamos.

En una hora y media llegamos a SHIN OSAKA, tiempo que aproveché para dormir de principio a fin. Nos acercamos hasta la oficina de Midori no Madoguchi para reservar plazas en el primer tren Shinkasen que saliese en dirección a Kyoto. Había uno a los 20 minutos y todavía quedaban asientos de reserva sí que cogimos dos.

Llegamos a Kyoto en 20 minutos y una vez en la Estación cogimos el JR hasta NIJO. Caminamos alrededor de 15 minutos hasta que llegamos al apartamento que yo había reservado a través de AIRBNB, en la dirección 435 Ishibashicho (Oikedori) 708, Kyoto-shi, Kyoto-fu 604-0043. En un principio había reservado hotel pero vi que con esta web nos ahorrábamos 150€ así que no lo dudé y me animé a probarlo por primera vez. La verdad es que todo salió perfecto.

Apartamento Airbnb

La dueña de la casa, llamada Yuko, nos había enviado previamente, por email, un documento con las instrucciones para llegar al apartamento, cómo funcionaba cada electrodoméstico, cómo conseguir la llave, tiendas y restaurantes de los alrededores, etc. Ella nos había dicho que no hablásemos con el portero ni comentásemos nada con los vecinos y así hicimos.

Apartamento Airbnb
Cocina

Llegamos y sacamos la llave del buzón mediante unos dígitos que nos dio, pues la puerta principal del edificio estaba abierta. Para entrar en la zona de viviendas había un código que también nos había facilitado. Una vez dentro subimos hasta la planta del apartamento y abrimos la puerta. Era pequeñito pero muy cuco y tenía todas las comodidades: baño, lavadora, cocina, salón, aire acondicionado, wifi, etc. Eso sí, no tenía TV. En la cocina había un mínimo de menaje para cocinar algo sencillo, así como algún que otro condimento. Aprovechamos por tanto para hacer la colada durante nuestra estancia en el apartamento, pero no teníamos tendal ni secadora así que tuvimos que colgar la ropa en unos adornos de bambú que había en el salón.

Apartamento Airbnb

Al rato bajamos a la calle con la intención de cenar. El barrio está muy bien, es tranquilo, con muchos servicios y en una zona céntrica, bien comunicada. Nos decantamos por un sitio que se llamaba OHSHO, muy cerca del piso. Era muy chic, en la línea de los locales que había por el barrio. Nos sentaron en la única mesa que quedaba libre, pues estaba bastante lleno de gente. Tras mirar la carta, esto fue lo que pedimos:

-Gyozas fritas

Ohsho Kioto

-Tofu con carne y salsa de chiles

Ohsho Kioto

-Gyozas con queso y tomate

Ohsho Kioto

-Rollitos de primavera

Ohsho Kioto

Estaba todo riquísimo y además no pagamos mucho, 2105Y/20€ (incluyendo un agua y una cerveza para beber). Antes de entrar en el apartamento paramos en un Family Mart que había justo al lado con el fin de comprar algo de desayuno para el día siguiente: pan de molde, tofu en salsa y lengua de ternera para Pelayo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*