Diario de Sri Lanka: preparativos del viaje

Templo Colombo

Decidimos que el destino de nuestras vacaciones de 2018 sería Sri Lanka, la llamada «lágrima de la India», dado que numerosos amigos nuestros habían ido en los últimos años y habían vuelto encantados. Tenía todo lo que Pelayo y yo buscamos:

seguridad, pues la guerra civil terminó en 2009 y las tareas de desminado habían terminado.

Policía a caballo

Multitud de actividades: buceo, parques nacionales llenos de interesantes animales, yacimientos arqueológicos, montaña, selva, playa, etc.

Tortuga

Facilidad de trasladarse: la isla no es muy grande y presenta numerosas posibilidades a la hora de moverse de un punto a otro; tras mucho pensarlo decidimos alquilar un tuktuk, lo que nos dio total libertad de movimientos e independencia.

Tuktuk

Buenos precios: según nuestros amigos hace años era aún más barato pero aún así para los españoles sigue siendo muy asequible. Hay gran variabilidad de precios en cuanto a hoteles, por lo que podréis encontrarlos ajustados a vuestro presupuesto. Eso sí, hay que regatear prácticamente todo: en todos los hoteles conseguimos mejor precio que en Booking simplemente presentándonos en recepción y negociando. Nos encantaron las guesthouse, pues es la mejor opción de tener contacto con familias locales y de dejarles un ingreso extra; en todas las que estuvimos se desvivieron por hacernos sentir como en casa, una gran experiencia que recomiendo no dejéis de vivir.

Evergreen en Kandy

Gastronomía: nos dimos cuenta de que en Sri Lanka hay mucho más que arroz con curry y hemos adoptado varias de las recetas que aprendimos en un curso de cocina que hicimos en Kandy.

Clase de cocina

Temporada: decidimos visitar la isla en temporada media (fuimos en Octubre) con el fin de encontrarnos poco turismo y mejores precios, a cambio hubo alguna actividad que no pudimos realizar (avistamiento de ballenas, visita al Parque Nacional de Yala, buceo en algunas conocidas zonas de la isla) y nos llovió algún que otro día.

Faro de Dondra

Idioma: la mayoría de la población habla algo de inglés, sobre todo en hoteles, restaurantes y lugares más turísticos; en pueblos pequeños de interior será sin embargo muy difícil comunicarse con ellos. Sin embargo la gente nos pareció el mayor tesoro del país, son extremadamente amables y siempre tienen una sonrisa en la cara, os ayudarán en todo lo que puedan.

Nandana Tea Factory

Por lo tanto el primer paso fue buscar los billetes de avión y, tras mirar muchas combinaciones, la más barata era del 2 al 18 de Octubre, es decir, de martes a Jueves. Tras detectar los billetes que nos interesaban, los vigilé durante semanas y, viendo que el precio no variaba, los compré en www.mytrip.com por 588 Euros/persona, constando de los siguientes vuelos:

Oporto-Madrid Barajas con AirEuropa de 11:25-13:35 (una hora de vuelo, recordad que en Portugal es una hora menos)

Madrid Barajas-Jeddah con Saudi Airlines (Arabia Saudí) de 14:55 a 21:40 (alrededor de cinco horas y media de vuelo)

Jeddah-Colombo con Saudi Airlines de 00:25 a 8:55 (alrededor de cinco horas y media de vuelo)

Restaurante Kamasutra

Para la vuelta el recorrido era el mismo, saliendo el día 18 de Colombo a las 21 (con lo que podíamos aprovechar toda la jornada), con el inconveniente que teníamos que pasar en el Aeropuerto de Jeddah siete horas; sin embargo la diferencia de precio era muy grande así que finalmente los compré. Estuve vigilando los billetes aún después de haberlos comprado (pues se me olvidó desactivar la alerta) y vi que durante unos meses se mantuvieron igual pero conforme se fue acercando la fecha acabaron costando más de 700€/persona.

Templos

Por cierto, consulté la web del Ministerio de Exteriores para ver si Arabia Saudi requería un visado de tránsito pero ponía que sólo si se excedía de 10 horas. Aún así escribí un mail a la Embajada del país en España y me contestaron pidiéndome mi número de teléfono para llamarme y explicarme. A pesar de que se lo envié nunca volví a saber nada más de ellos. De todos modos, os aconsejo siempre visitar la web de este Ministerio, pues hay información importante de cada país, que os será útil para vuestros viajes aquí tenéis las de Sri Lanka).

Además escribí a Air Europa porque en Madrid, a la ida, teníamos sólo una hora entre avión y avión, que además eran de diferentes compañías, por asegurar que no tendríamos que facturar allí las maletas otra vez. Les escribí a través del Messenger del Facebook y me contestaron al rato, diciéndome que no me preocupase, que me facturarían los bultos en Oporto hasta destino a pesar de ser compañías diferentes. Y menos mal que lo hice porque ya veréis como tuvimos problemas con esta cuestión…

Amabilidad

Una vez comprados los billetes, comencé a recabar información sobre el destino visitando algunas de estas páginas:

Coche antiguo

La ruta que sigue la mayoría de la gente es una vuelta a la isla en el sentido de las agujas del reloj desde Negombo (que es la ciudad en la que realmente se encuentra el Aeropuerto Internacional, y no en Colombo) y esa era la idea principal pero luego ya veréis que la modificamos ligeramente. El itinerario inicial era:

— Negombo-Anuradhapura-Sigiriya-Dambulla-Kandy-Nuwara Eliya-Ella-Tissamaharama-Tangalle-Mirissa-Galle-Negombo.

Luego decidimos visitar el norte cambiando a la siguiente ruta:

— Nebombo-Kandy-Dambulla-Sigiriya-Anuradhapura-Jaffna-Trincomalee-Polonnaruwa-Kandy-Nuwara Eliya-Ella-Tissamaharama-Tangalle-Mirissa-Galle-Negombo

Tuktuk

Sin embargo en tuktuk y con sólo 15 noches fue imposible llegar a Jaffna, así que modificamos in situ el recorrido varias veces, siendo éste el definitivo:

— Nebombo-Kandy-Dambulla-Sigiriya-Polonnaruwa-Habarana-Trincomalee-Kandy-Nuwara Eliya-Ella-Tangalle-Mirissa-Galle-Colombo-Negombo., lo que significa  aproximadamente 1400 kilómetros de ruta

Termas

Vi en algunos blogs que la gente alquilaba un tuktuk para todo el viaje, lo que daba una libertad total de movimiento, así que se lo planteé a Pelayo, quien accedió rápidamente a conducirlo (os aviso que al haber sido colonia británica conducen por el otro sentido). Empecé a leer opiniones sobre las empresas de alquiler de tutktuks que aparecían en Internet, algunas de ellas:

Uga Residence

Los precios rondaban entre 10-25$ al día, lo cual, tras nuestro viaje, confirmo que es muy caro pues, tras hablar con los locales, a ellos les alquilan los tuktutks por unas 500 rupias al día (menos de 3€) pero claro, hay que pagar el peaje del turista…

Al final, tras mucho leer y tras hablar con varias empresas, me decanté por la primera, Pick and Go Travels, pues a pesar de ser cara te hacían una oferta si alquilabas más de una semana y además tenía las mejores críticas (no había problema a la hora de que te devolviesen la fianza, el personal era serio, los tuktuks parecían estar en buen estado, etc). Sin embargo tuvimos muchísimos problemas con el vehículo que ya os contaré más adelante (que, por cierto, al final su alquiler nos costó 300$ menos que el Mustang descapotable que alquilamos el año anterior en USA durante el mismo número de días). Aquí os dejo un resumen de los pros y contras que vimos a la hora de alquilar un tuktuk:

VENTAJAS

-Es ideal para el calor, pues como va abierto por los lados el aire se agradece

-Dispone de un pequeño maletero para dejar los bultos y lo bueno es que la gente no roba nada, sólo hay que tener cuidado con los monos. Nosotros llevamos dos maletas de cabina que cabían justo, además de una mochila de mano que colocábamos entre ellas.

Templo

-Permite mimetizarse con los locales, pues con el tuktuk nos metimos por todos los caminos que quisimos, calles, parkings sin pagar (pues piensan que eres local), etc

-Los conductores de otros tuktuks nos ayudaron mucho, hay un sentimiento total de colaboración entre vehículos de tres ruedas

DESVENTAJAS

-No suelen estar en buenas condiciones (nosotros tuvimos que ir tres veces al taller durante el viaje y nos cambiaron el tuktuk una vez, aún así el segundo estaba también bastante mal). Cada vez que tuvimos que ir al taller perdimos media jornada, pues había primero que localizar uno por la zona, luego había que llamar a la casa de alquiler por teléfono, explicarles la avería y ellos le contaban en cingalés al dueño del taller lo que pasaba. Al ser turistas suelen encarecer las facturas, que luego nos devolvió la empresa, pero el último día cuando ya no necesitábamos tantas rupias.

-No cogen mucha velocidad, de hecho el límite máximo permitido por la Policía para este tipo de vehículos es 40km/h en toda la isla, pero la mayoría puede ir a más

-No tienen mucha potencia por lo que en la zona de las montañas si el motor no va bien y vais muy cargados podéis tener problemas. Nosotros declinamos la opción de coger el famoso tren de la zona de montañas (mientras la empresa de alquiler traslada el tuktuik al destino) por varias razones que os explicaré más adelante, y lo hicimos en tuktuk; sólo puedo decir que fue un trayecto estupendo.

Regulando el trafico

-Si llueve puedes bajar las capotas plásticas y el de atrás no se moja pero el conductor sí, pues hay que dejar un hueco para poder ver los espejos retrovisores. Si la capota tiene agujeros, como nos pasó a nosotros con el segundo tuktuk, entonces todos los ocupantes se mojarán con las goteras…

-Hace mucho ruido por lo que puede llegar a ser insufrible circular durante muchas horas con él, de hecho recomendamos trayectos de 3-4 horas como máximo.

Elefante de madera

-Tienen unas luces muy tenues por lo que obliga a que el conductor tenga que ir por la noche muy concentrado, pues hay numerosas bicis sin luz, perros y vacas que se cruzan en la carretera (podéis tener algún que otro susto), además del peligro que conlleva que los demás vehículos no os vean bien

-El tráfico en las ciudades es infernal por lo que si no se sigue una conducción agresiva será imposible salir de los cruces, rotondas, aparcamientos, etc. Adelantan por cualquier sitio; tanto el vehículo que va a ser adelantado como los que vienen de frente se separan sin problema hacia los arcenes (es habitual dar un toque de bocina antes de adelantar para avisar, ya veréis qué ruidosas son las ciudades por culpa de esta costumbre)

Crepúsculo

-Además del Permiso Internacional de Conducción (se saca en la Dirección General de Tráfico pidiendo cita previa y pagando 10€ de tasas, sólo necesitáis presentar vuestro carnet y una foto, con validez para sólo un año) hay que sacar un permiso srilankés para conducir vehículos de tres ruedas llamado AAC (Certificado de la Asociación de Automovilistas de Colombo). Yo me puse en contacto con ellos vía email y me respondieron enseguida, diciéndome que el certificado valía 22$ y que no se podía tramitar on line, sólo en persona en las oficinas de Colombo.

Tuktuk

Una vez sabido este extremo, hablé con la empresa de alquiler para que nos lo tramitase, a cambio de 45$, para no perder un día en ir y venir a Colombo (además de evitar la burocracia, colas y problemas de comprensión). Como era carete y no teníamos previsto que yo condujese el tuktuk sólo se lo sacó Pelayo (les envié por mail escaner de su pasaporte y su Permiso Internacional de Conducción). Durante las dos semanas que pasamos en Sri Lanka la Policía nos paró NUEVE veces y pidió todo tipo de documentación, incluido el AAC, por lo que os recomiendo sacarlo para evitar posteriores multas. Nunca en diez años de viajes juntos nos habían parado tantas veces y además tuvimos que darles la primera mordida de nuestra vida…

Pescadores

Hemos llegado a la conclusión (dados los problemas que tuvimos con el tuktuk y sus desventajas) que, si volviésemos a Sri Lanka, alquilaríamos un coche pequeño en vez del tuktuk. Además si no tenéis valor y un estilo agresivo de conducción NO os recomiendo en absoluto el tutktuk (facilita el asunto si sabéis conducir motos de marchas).

Tuktuk

Si al final os decantáis por alquilarlo, debéis de revisar absolutamente TODO antes de salir de la casa de alquiler: motor, cambio de marchas, capota y plásticos anexos, batería, luces, etc, de hecho yo se lo avisaría previamente vía email. Siempre te dan una clase previa de conducción, pero en nuestro caso fue con otro tuktutk distinto al que nos entregaron, con la excusa de lo estaban limpiando y todavía estaba mojado. Exigid que la clase previa sea en el tuktutk que os vais a llevar para ver si tiene algún problema y si es el caso, que os lo cambien o lo lleven al taller antes de entregarlo.

Tés

Otra opción, que quizás es más acertada, es reservar el tuktuk a un particular, pues como lo utiliza él probablemente esté en mejores condiciones que los de una empresa de alquiler. Os puedo dejar un contacto de una chica encantadora llamada Asha que regenta una guesthouse en Negombo llamada Leisure Villa (nosotros nos alojamos allí) y que además tiene algún tuktuk de alquiler (tlf +94773346809, podéis hablar con ella por WhatsApp en inglés).

Si el tuktuk os diese fallos al final vais a tener que ir igualmente a un taller, sea de empresa o de particular, lo único que tenéis que negociar es que os paguen el importe de la factura a la vuelta. Más adelante os contaré las peripecias con el tuktuk y cómo fue gestionándolo Rocky, el dueño de Pick and Go Travels.

Túnel

Bueno, pues dicho esto, negocié con Rocky un tuktuk para 16 días a través del Messenger de Facebook por 300$+70$ de seguro+45$ para tramitar el permiso srilankés de conducción=415$. Además dejamos 150€ de fianza que nos devolvieron el último día sin problema.

MErcado de Kandy

Un mes antes sacamos el ETA on line, pagando 35$/persona (tenía una duración de 30 días de estancia en el país). Al parecer se puede sacar en frontera pero perderéis más tiempo en la cola. Pinchando aquí accederéis a la web oficial del país para tramitar dicho permiso, además hay la opción de hacer el trámite en español. Nosotros recibimos primero un email de confirmación, unos minutos después de darle a «enviar» y al día siguiente, más o menos, nos mandaron el definitivo. Llevé ambas autorizaciones definitivas impresas pero el Policía de la frontera ni siquiera las miró, a lo mejor le figuraba en el ordenador que ya la teníamos tramitada…

Restaurante

En cuanto a las vacunas, en principio no hay ninguna obligatoria, pero son recomendables las de la hepatitis, tétanos y fiebre tifoidea. Os recomiendo pedir cita en Sanidad Exterior con bastante antelación al viaje, pues siempre hay muchas colas, sobre todo en verano; allí os aconsejarán según vuestro destino de viaje.

Cobra

Unas semanas antes de nuestra llegada a Sri Lanka reservé habitación para la primera noche en Negombo, ciudad donde realmente se encuentra el Aeropuerto Internacional. No sabíamos si íbamos a dormir allí o arrancar en cuanto nos diesen el tuktuk pero al menos así teníamos un sitio en donde ducharnos y dejar las maletas, tras aterrizar a las 9 de la mañana y después de llevar 20 horas de viaje.

Una amiga nuestra se había alojado en Leisure Villa, en Negombo, y le había gustado así que reservé un cuarto doble con baño a través de Booking por 25€. Fue un error hacerlo así, es mejor hablar con el alojamiento directamente en el contacto que os dí más arriba, pues os cobrará mucho menos. Por lo tanto íbamos totalmente libres de parar y dormir donde quisiésemos: cuando decidíamos no continuar con el trayecto miraba en Booking qué hoteles había por la zona con buena puntuación y acudíamos a la recepción a negociar un precio más bajo que lo que figuraba en esta web, cosa que conseguimos en todos los alojamientos excepto en uno.

Templos

Una semana antes de viajar reservé una plaza cubierta de aparcamiento en el Aeropuerto de Oporto del 2 al 19 de Octubre (18 días), pagando 108€.

Templo

Un par de días antes de volar contraté el seguro de viajes de IATI, que nos salió 107€/persona. Podéis conseguir un 5% de descuento si entráis desde alguna de las webs que os puse más arriba (por ejemplo aquí).

Ella

Con respecto a la medicación que llevamos: paracetamol, ibuprofeno, antibióticos de amplio espectro, salvacolina (yo tuve que usarla varios días), antihistamínicos, afterbite, etc. Los antimosquitos del propio país son muy buenos así que no los llevamos de España y los compramos allí directamente. Compramos dos, uno en crema con olor a clavo y más adelante otro de spray con olor a rosas, muy baratos, eficaces y menos densos que los de España. Ellos suelen usar el de rosas, sin embargo a Pelayo, como tiene la piel más sensible, le iba mejor el de clavo.

Templo

Además llevamos chubasquero de plástico, una mochila plegable de 10 litros del Decathlon (que me vino bien para las caminatas), frontales para la noche, gafas de buceo con snorkel, prismáticos, un candado para las maletas (cuando las metíamos en el tuktuk las candábamos).

Templo

En cuanto a ropa, algún pantalón largo para entrar en los templos y volar con Saudi Airlines (le pusieron problemas a Pelayo por ir en pantalón corto por la rodilla), chanclas, tenis para las caminatas, un pareo que nos vino bien para los templos, viento, frío, etc., calcetines para los templos budistas (pues hay que entrar descalzo), etc.

Templo

Una vez explicados todos los preparativos paso a relataros el diario de nuestro viaje de 15 noches por Sri Lanka en Octubre de 2018 con el fin de que os sea de ayuda, en caso de que esteis pensando en visitar este maravilloso país asiático.

Playa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion