Baiyor Thai Cuisine. Madrid

Durante nuestra última visita a Madrid busqué un restaurante al que llevar a Pelayo y pensé rápidamente que tenía que ser tailandés, pues somos unos enamorados del país y sobre todo de su cocina (aquí podéis leer el diario de nuestro viaje). Tras una exhausta búsqueda en Internet llegué por casualidad al restaurante BAIYOR, en la Calle Manuela Malasaña n.º 37, zona de gran ambiente de la ciudad. Hubo un detalle que me animó a llamar para reservar en este local y es que disponen de la riquísima ensalada Som Tam (eso sí, dependiendo de la temporada, así que recé a Buda para que la tuviesen ;p).

Llamé entonces con tres o cuatro días de antelación con el fin de reservar una mesa de cuatro para la noche del domingo, pues se unieron nuestros amigos Pablo y Shinobu. El día de la fecha nos presentamos en Baiyor a la hora acordada, las 21:30, habiendo cuatro o cinco mesas ya ocupadas. Enseguida nos recibió una joven (tailandesa pero que hablaba perfecto español) muy amable que nos adjudicó una mesa en el salón de la entrada. El local es acogedor y está decorado con gusto, sin estridencias.

La carta está compuesta por Entrantes, Sopas, Ensaladas, Currys, Noodles, Salteados y Postres, todos los platos a un precio muy razonable de entre 3€ y 14€. La carta de vinos es muy corta, se trata de lo único que, en mi opinión, deberían de mejorar.

Pedimos a la joven que nos recomendase un variado de platos para compartir entre cuatro, incluyendo la ensalada Som Tam, ¡¡que sí la había!!. Nos preguntó si nos gustaba el picante, a lo que asentimos, eso sí, nivel medio en la escala española (pues en Tailandia yo llegué a llorar con algún que otro plato que probamos a lo largo de nuestro viaje).

Dicho esto, os muestro los platos que cenamos:

Tom Kaa Kai: sopa que al parecer ofrece la Casa Real Tailandesa, hecha a base de leche de coco, caldo de pollo, galanga, champiñones y zumo de lima.

Som Tam: ensalada de papaya verde, langostinos y cacahuetes.

Pat Thai Khung: uno de los platos más conocidos de la comida thai que consiste en tallarines salteados con langostinos, verdura, soja y cacahuetes entre otros ingredientes.

Kieow Waan kai: pollo con curry verde.

Ped Makham: pato marinado con un morning glory españolizado (hecho con espinacas) y salsa de tamarindo, el plato que más me gustó de todos, excelente.

Khao hom Mali: arroz blanco al jazmín, para acompañar a los demás platos.

Khao Nieow Mamu: se trata del famoso mago sticky rice, que se elabora con arroz glutinoso, mango y leche de coco, una delicia. Pedimos dos para compartir entre cuatro.

Bebimos Marina Alta 2016, un vino blanco de Alicante, además de agua, tres tés y un café solo. Disponen de infusiones típicas del país, decantándonos por una de lemon grass y dos de bayas.

Todos los platos estaban estupendos, utilizando productos genuinamente tailandeses, que nos hicieron recordar nuestro viaje por el país. Pagamos 99 euros, es decir, casi 25€/persona, lo que nos pareció un muy buen precio.

Por cierto, cuentan con un menú del día de Lunes a Viernes por 12,9€ compuesto por una Ensalada o Apertitivo del día, Entrante o Sopa, Plato principal, Postre o Café y bebida (sólo mediodía).

Os dejo el enlace a la web de Baiyor aquí, en donde podréis ver  la carta, preciosas fotos de los platos e incluso reservar mesa. Por cierto, tras la cena, nos quedamos un buen rato hablando con la pareja de thais que regenta el local, pues son muy amables y simpáticos. El local no lleva abierto ni un año pero le auguramos un buen futuro, pues cuenta con creces todos los requisitos para que un restaurante triunfe. Volveremos sin duda alguna.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*