Malauva Wine Bar. Vigo

Cuando uno recorre la famosa Calle de las Ostras en Vigo, en pleno Casco Antiguo, no se imagina qué tesoro va a encontrar al final, MALAUVA WINE BAR, una verdadera perla en la ciudad de Vigo. En la calle Baixada a Fonte número 12, JOSIÑO O TABERNEIRO y MARINA han sabido crear un local de atmósfera especial, en donde la comida y el vino encajan perfectamente, a donde uno nunca se cansa de ir, como una verdadera isla del tesoro.

Malauva Vigo

La decoración es moderna, de estilo industrial, con mesas altas, bajas y barra, donde se invita a compartir la comida pero también conversaciones y experiencias. La última pieza de esta joya está al fondo del local, una pintura realizada por Marcos Míguez Puhinger, que encaja perfectamente con la personalidad y filosofía de Josiño y Marina, y es que el vino forma parte de la cultura o al revés, no lo tengo muy claro…

Marcos Míguez Puhinger

Para los que no sepáis quiénes son Josiño y Marina, son una pareja JASP (joven aunque sobradamente preparada) a la que le gusta hacer las cosas más que bien, para los que cada detalle cuenta y que saben crear verdadera adicción en el cliente. Ella gestiona los fogones con arte y discreción, él la sala con eficacia y simpatía, una combinación perfecta y equilibrada que se asemeja al yin y el yang.

Carta Malauva
Pizarra

Marina estudió en la Escuela de Hostelería de Santiago y pasó por varios locales en España y el extranjero, siendo Casa Solla el último lugar en el que trabajó antes de Malauva. Por si no lo sabéis, Casa Solla (Poio, Pontevedra) comenzó su andadura hace más de cincuenta años y goza de una Estrella Michelín desde 1980, siendo un clásico de la gastronomía gallega (y su dueño, Pepe Solla, uno de nuestros cocineros más internacionales). La carta de Marina se anuncia en una pizarra porque cambia a menudo, aunque algunos platos permanecen intactos debido a su éxito (por ejemplo la Focaccia de sardina o el Bocadillo de cacheira). Un consejo os doy, dejad un hueco para sus postres de ensueño.

Marina

Josiño estudió Informática pero pronto se vio atraído por la hostelería, concretamente por el mundo del té. Sin embargo pronto se vio atraído por el mundo del vino así que se formó rápidamente, mucho y muy bien. Ofrece numerosas referencias de pequeñas bodegas, tanto nacionales como internacionales, en el óptimo punto de consumo y que no dejan indiferente. Si queréis probar cosas diferentes y aprender sobre este complicado mundo del vino, es el lugar, pues hay gran rotación y además Josiño os asesorará y responderá vuestras dudas amablemente. Tras pasar por varios templos de la gastronomía y el vino, el último lugar donde trabajó antes de este proyecto personal fue también Casa Solla, en donde ejercía de Sumiller.

Josiño con Pelayo

Viajan todo lo que pueden para conocer directamente las bodegas y elaboradores de los vinos que sirven. A diario suben fotos de sus vinos y platos en su perfil de Facebook, por si queréis echarle un vistazo. Pero sin más dilación paso a relataros lo que comimos y bebimos una de las múltiples veces que hemos visitado Malauva:

-Burrata y tomates

-Croquetas con queso picón de Cantabria y nueces

Malauva Vigo

-Focaccia de sardina

Malauva Vigo

-Huevo, boniato y tomate

Malauva Vigo

-Pulpo y garbanzo

Malauva Vigo

-Bocata de cacheira

Malauva Vigo

-Tarta de limón

Malauva Vigo

-Torrija con helado de genjibre

Malauva Vigo

Para beber tomamos varias copas que nos fue aconsejando Josiño para maridar con los platos:

-Quinta do Ameal 2016, vino blanco elaborado con Loureiro por Anselmo Mendes  en Portugal (Vinho verde).

Quinta do Ameal

-El Lance 2014, vino tinto elaborado con Vijariego Negro, Tintilla y Listán Negro (entre otras) por la bodega Suertes del Marqués en Tenerife (DO Valle de la Orotava)

El lance Suertes del Marques

-Sem Vergonha 2015, vino tinto elaborado con Castelao por Susana Esteban y Dirk Niepoort en Portugal (Indicación Geográfica Alentejano)

Sem Vergonha Susana Esteban

Es admirable cómo ellos dos solos son capaces de gestionar el local, a menudo lleno de clientes, sin tiempos de espera entre plato y plato o copa y copa. Ellos quieren que el cliente coma y beba bien en su casa y lo consiguen, por eso volvemos una y otra vez…

Y hoy publico este artículo para felicitarlos, pues ¡¡¡Malauva cumple un año!!! Les deseamos mucha suerte, aunque no la necesiten, pues su buen hacer es la mejor garantía del laaargo futuro que tienen por delante.

¡¡Os deseamos lo mejor!!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*