Restaurante Casa Obdulia. Vigo

Casa Obdulia, restaurante de toda la vida del barrio de Teis de Vigo, en donde la dueña preparaba pucheros y platos tradicionales del día a todo aquel que acudiese a su casa… Su hijo, Juan Manuel de la Cruz, creció por tanto entre cacerolas y aroma a buena cocina.

Con los años Juan Manuel decidió que quería aprender alta cocina así que pasó varios años fuera de su zona de confort, y vaya si salió, pues pasó por seis restaurantes con Estrella Michelín en España y Francia, e incluso también estuvo temporadas en Asia.

Casa Obdulia Vigo

Una vez de vuelta a Casa Obdulia, quiso mantener el antiguo ambiente en la planta baja, en donde se sirve el menú del día. Sin embargo, en el segundo piso, aguarda al comensal un excelente menú degustación que varía según la temporada, en donde Juan Manuel plasma su bagaje culinario.

Casa Obdulia Vigo

Os muestro a continuación los platos que tuvismos suerte de degustar esa noche en Casa Obdulia:

-Brandada de bacalao con corteza de su piel

Casa Obdulia Vigo

-Huevo a baja temperatura con crema de guisantes, jamón y jugo de carne

Casa Obdulia Vigo

-Vieira con crema de nécora y aire de mar

Casa Obdulia Vigo

-Menestra de verduras con foie

Casa Obdulia Vigo

-Lenguado para dos (aunque en realidad daba para muchas más personas, qué barbaridad…)

Casa Obdulia Vigo

-Postre: macaron con chocolate y más ingredientes que no recuerdo pero que estaba estupendo, además de magníficamente presentado

Casa Obdulia Vigo

Casa Obdulia Vigo

Tengo que decir que todos los platos estaban exquisitos, pues son una suma de buen producto elaborado con finura y buen gusto. Por cierto, para beber tomamos una botella de vino blanco, DO Ribeiro, Eduardo Peña 2017.

Casa Obdulia Vigo

Tras el postre nos sirvieron el café, elaborado con la receta secreta del chef, así como unos exquisitos digestivos.

Casa Obdulia Vigo

Como ya no quedaba gente en el local tuvimos la gran oportunidad de charlar un buen rato con Juan Manuel; no sabría decir si me gustó más el menú o la conversación con él… En cualquier caso volveremos a este escondido templo de la gastronomía que estoy segura no os defraudará.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*